AstroCuenca

Home Aula Abierta “El planeta inexplorado”. La sonda espacial más rápida de la NASA, se acerca a Plutón

“El planeta inexplorado”. La sonda espacial más rápida de la NASA, se acerca a Plutón

Una de las sondas espaciales más rápida jamás construida, la New Horizons de la NASA, viaja a través del espacio vacío a casi  67.000 km/h. Lanzada en el 2006, constituye una de las misiones más duraderas de las realizadas hasta ahora y se está aproximando a su destino, Plutón, el planeta enano.

“Existe una posibilidad real de que la sonda New Horizons descubra nuevas lunas y anillos”, afirma Alan Stern del Southwest Research Institute, investigador principal de la misión. Ya sabemos que Plutón posee cinco lunas: Caronte, Nix, Hidra, Cerbero y Estigia. Las simulaciones numéricas realizadas nos muestran que los meteoroides que golpearon a estos satélites pudieron dar lugar a la formación de fragmentos en órbita, estableciendo un sistema de anillos que aumentan y disminuyen con el transcurrir del tiempo en respuesta a las variaciones de los impactos. Stern añade que, “volamos hacia lo desconocido y no sabemos lo que nos podemos encontrar. El encuentro comienzará a partir de Enero de 2015 y nos encontramos a menos de un año de distancia”.

Aparte de unas señales borrosas observadas desde lejos por el Hubble, el paisaje de Plutón está totalmente inexplorado. Aunque algunos astrónomos designan a Plutón como “un planeta enano”, Stern afirma que no hay nada pequeño en él. “Si condujéramos un coche alrededor del ecuador de Plutón, el cuentakilómetros podría acumular algo más de 8000 km, es decir la distancia que existe desde Manhattan a Moscú”. Un viajero en él se encontraría con géiseres helados, cráteres, nubes, cordilleras, riachuelos y valles a lo largo de accidentes geográficos que nadie ha imaginado jamás.

La máxima aproximación está prevista para Julio de 2015, cuando la New Horizons sobrevuele Plutón a tan sólo 10.000 km, pero la sonda espacial estará muy ocupada mucho antes de esa fecha. El primer paso lo realizará en Enero de 2015 y consistirá en una campaña intensiva de toma de fotografías mediante el Long Range Reconnaissance Imager (Toma de Imágenes de Largo Alcance).(LORRI.). Esto ayudará a los controladores de la misión a establecer con precisión la ubicación de Plutón, cuya posición es imprecisa en varios miles de kilómetros.

“LORRI” fotografiará el planeta enano contra el fondo del campo de estrellas, y se utilizarán estas imágenes para afinar la distancia de la sonda espacial a Plutón, activando sus motores y realizar las correcciones necesarias”, matizó Stern.

Inicialmente, tanto Plutón como Caronte su mayor luna, serán  poco más que puntitos “un par de gruesos píxeles”, pero rápidamente comenzarán a agrandarse en forma de mundos de plenos derechos.

A finales de Abril de 2015, la cercanía de la sonda espacial comenzará la toma de imágenes de Plutón, las cuales superarán con creces a las mejores que haya realizado jamás el Hubble. La máxima aproximación tendrá lugar en Julio de 2015 y un nuevo mundo se abrirá a las cámaras de la sonda espacial. Si la New Horizons sobrevolara la Tierra  a la misma altura, se podrían ver los edificios de manera aislada y sus formas. La imagen superior representa una concepción artística de géiseres y parhelios de Plutón, realizada por el artista espacial Ron Miller.

“La humanidad nunca tendrá, durante mucho tiempo, una experiencia como esta, un encuentro con un planeta nuevo, todo lo que observemos en Plutón será una revelación”.

Stern compara la New Horizons con el Mariner 4 cuando pasó cerca de Marte en Julio de 1965. En ese momento, muchas personas en nuestro planeta e incluso muchos científicos pensaron que el planeta rojo era un mundo relativamente apacible, con agua y una vegetación hospitalaria para la vida. Por el contrario, la Mariner 4 nos reveló un páramo baldío de inquietante belleza. La aproximación de la New Horizons a Plutón, se producirá exactamente casi  50 años después de que la Mariner 4 lo hiciera de Marte y podría impresionar de igual manera a los observadores.

Aunque las temperaturas en la superficie de Plutón rondan los -230 ºC, los investigadores siempre se han preguntado si el planeta enano podría generar el suficiente calor interno como  para mantener un océano líquido bajo su superficie exterior helada.

Guillaume Robuchon y Francis Nimmo de la Universidad de California en  Santa Cruz, han calculado que la existencia de un océano bajo su superficie dependería de dos cosas: la cantidad de Potasio radiactivo presente en el núcleo rocoso de Plutón y la temperatura del hielo que lo cubre.

Las determinaciones de su densidad realizadas, sugieren la existencia de un núcleo rocoso que ocuparía el 40% del volumen del planeta enano. Si el núcleo contuviera Potasio a concentraciones del orden de 75 partes por mil millones, su decaimiento podría producir calor suficiente para fundir parte del hielo que lo recubre, el cual está compuesto por una mezcla de nitrógeno y agua en estado sólido.

William McKinnon de la Washington University en St Louis, Missouri, afirma que, al menos debe de tener esa cantidad de Potasio y quizás  más, y añade que, la Tierra probablemente se formó con menos cantidad de ese elemento relativamente volátil debido a su mayor proximidad al Sol, y ahora posee 10 veces esa concentración en su núcleo.

El calor procedente del núcleo de Plutón producirá  la convección del hielo que le rodea, y si el hielo se desplazara demasiado rápido, el calor escaparía sencillamente al espacio antes de que se pudiera fundir gran cantidad de él. Si fluyera mucho más lentamente que los glaciares de la Antártida en la Tierra, entonces los 165 primeros kilómetros de hielo podrían proporcionar el suficiente aislamiento para la existencia de un océano de esa misma profundidad, puntualizó el equipo.

La viscosidad del hielo depende del tamaño de las partículas individuales que lo componen, cuanto menor sea el tamaño del grano, fluirá más fácilmente. No hay manera de verificar esto en la Tierra, pero según el equipo, la forma de Plutón podría revelar la existencia de un océano. La rotación de Plutón se está desacelerando debido al tirón que ejerce sobre él la gran luna Caronte. En los cuerpos celestes con un giro rápido, se produce un abultamiento en su ecuador, pero un interior blando le permitiría acomodarse a una forma esférica conforme se ralentizara su rotación. La sonda espacial New Horizons tomará imágenes de la forma del planeta enano cuando lo sobrevuele pasado el 2015.

Stern añadió, “resulta muy emocionante pensar que estos planetas enanos pudieran presentar un potencial astrobiológico”.

Vídeo de: New Horizons, pasaporte a Plutón y más allá.

The Daily Galaxy via Science@NASA

 

 

MUSEO de las CIENCIAS de CASTILLA-LA MANCHA